¿Qué es el Síndrome del Impostor?

¿Qué es el Síndrome del Impostor?

A veces el éxito nos trae satisfacción, pero existe la extraña sensación de que todo lo logrado es una coincidencia. Una persona en tal situación no se siente exitosa, sino como un engaño. Los psicólogos han estudiado este fenómeno y han explicado las razones que conducen a su aparición.

Las psicoterapeutas Pauline Clanes y Susan Imes fueron las primeras en hablar de este fenómeno en 1978. También acuñaron el término "Síndrome del impostor", que describe un fenómeno en el que las personas exitosas experimentan sentimientos negativos sobre sus propios logros, como si su trabajo fuera elogiado inmerecidamente y el éxito fuera solo el resultado de una afortunada combinación de circunstancias.

El síndrome del impostor suele manifestarse en la realización profesional. Lo experimentan las personas que han superado la etapa inicial de su carrera o han creado un negocio rentable.

El fenómeno del impostor duele. Le impide evaluarse racionalmente a sí mismo y sus propios logros, hace que una persona esté constantemente nerviosa y temerosa de ser expuesta.

El síndrome también puede conducir a otros problemas psicológicos y fisiológicos: debido al estrés constante, nuestro cuerpo produce una gran cantidad de cortisol, la hormona del estrés. Se altera el metabolismo normal, el sistema cardiovascular experimenta un aumento constante de la carga. Como resultado, podemos llegar al “punto de ebullición” y sufrir agotamiento, crisis nerviosa, dolor de cabeza constante, problemas cardíacos y presión.

El fenómeno del impostor pesa sobre la autoestima: nos encontramos en una carrera interminable por el éxito para deshacernos de los sentimientos de miedo y culpa, que se fortalecen con cada nuevo logro.

Signos del síndrome del impostor

  • ¿Te sentiste incómodo cuando te elogiaron por un resultado por el que te habías esforzado durante mucho tiempo?
  • ¿Has sentido el miedo de estar expuesto y que descubran que en realidad eres incompetente?
  • ¿A menudo respondes a los elogios con "gracias, pero tuve suerte"?

Si respondiste afirmativamente a estas preguntas, puedes ser propenso al síndrome del impostor.

Síndrome del Impostor

Causas del síndrome del impostor

Existe un sesgo cognitivo en psicología llamado efecto Dunning-Kruger. Su esencia es que las personas con un bajo nivel de cualificación no tienen suficiente experiencia y competencias para evaluar objetivamente sus capacidades. Por lo tanto, tienen confianza.

Las personas con competencias desarrolladas tienen más posibilidades de lograr un verdadero éxito, pero al mismo tiempo se dan cuenta de cuántos errores cometieron en el camino. Esto conduce a una disminución de la confianza en uno mismo.

Si no tenemos otras características psicológicas y dificultades con nuestra propia percepción, lo más probable es que no haya problemas; de vez en cuando, todas las personas exitosas dudan un poco de sus logros y reflexionan sobre una gran cantidad de errores. Pero si experimentamos algún tipo de conflicto interno, entonces el efecto Dunning-Kruger se convierte en el primer paso hacia el desarrollo del síndrome del impostor.

Esto es lo que puede causar el desarrollo del fenómeno:

  • Expectativas no cumplidas

Este problema lo enfrentan las personas que están acostumbradas a lograr el éxito rápidamente. Dan los primeros pasos en una carrera sin dificultad, intuitivamente. Y subconscientemente espera el mismo rápido desarrollo en el futuro.

Cuando se dan cuenta de que no pueden dominar una habilidad rápidamente, aparece la duda.

  • Las expectativas de los padres

Las psicoterapeutas Pauline Klance y Susan Imes encontraron patrones de crianza similares en mujeres con síndrome del impostor. Como regla general, en la infancia fueron elogiados, hablaron sobre sus habilidades sobresalientes.

Habiendo madurado y descubierto que tienen que trabajar para alcanzar sus metas, estas mujeres comienzan a sentirse culpables, como si no pudieran estar a la altura de las expectativas de sus familiares.

  • Perfeccionismo

Esto es cuando las personas exigen impecabilidad de sí mismas en todos los asuntos, establecen metas y estándares poco realistas. No logran lo que quieren, y luego comienzan a presionarse a sí mismos y se sienten decepcionados de la vida.

  • Miedo al fracaso

Este miedo aparece tras el síndrome del impostor, pero también es la causa de su intensificación.

Primero, una persona logra un éxito significativo en el trabajo o en los negocios. Se regocija por los logros, pero no cree que sea el resultado de su trabajo. Existe el temor de que no se repita el éxito, ya que en esto hay una gran cuota de suerte.

Para superar el miedo al fracaso, una persona comienza a trabajar aún más, está en constante tensión, lo que conduce al agotamiento.

Cómo manejar el síndrome del impostor:

Aunque ciertamente no es fácil, estos consejos pueden guiarte a llevar una vida en la que puedas apreciar tus logros y, así, sufrir menos debido a este síndrome:

  • Permítete equivocarte. Las críticas y los fracasos no son un obstáculo, sino una oportunidad para ser más fuertes y mejorar. Todas las personas cometen errores antes de tener éxito.
  • Obtén una evaluación objetiva. Pide a los expertos que trabajan contigo en el mismo campo que evalúen tus habilidades y te den su opinión.
  • Mejora tus puntos débiles. Analiza qué conocimiento te faltan, así podrás trabajar estos puntos y sentir más seguridad sobre tus capacidades.
  • Participa constantemente en actividades de formación. Para sentirte siempre seguro, sigue los cambios y tendencias en el campo en el que trabajas. Aprende algo nuevo y mejora tus habilidades.
  • No te compares con los demás. Piensa en cómo puedes mejorar tu vida y qué es lo que realmente quieres lograr.
  • Mantén un diario de logros. Escribe todas las cosas útiles que hiciste durante el día, incluso las cosas más insignificantes.

Si te gustó este tema, te invitamos a leer nuestro artículo sobre el Síndrome del Burnout

master en programación neurolingüística e inteligencia emocional

Valora este artículo del blog:
Modelo de trabajo híbrido, ¿qué es?
Beneficios de la inclusión en las organizaciones
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Sábado, 13 Agosto 2022