Diferencia entre utilidad y rentabilidad

Diferencia entre utilidad y rentabilidad

Los conceptos de utilidad y rentabilidad son esenciales para la administración de nuestros negocios. Estos son muy similares, pues ambos manejan el ingreso del dinero, por lo que algunos emprendedores podrían confundirse al manejarlos.

Este artículo te explicaremos todas las diferencias entre utilidad y rentabilidad de una forma sencilla para que jamás te confundas, y así tengas más claridad al enfrentar las finanzas de tu nuevo emprendimiento.

Utilidad

La utilidad la podemos ver como las ganancias que recibimos directamente de nuestro producto después de descontar todos los gastos que hicimos para tener ese producto.

Un ejemplo de la vida cotidiana: imagina que compras un carro, y unos años después lo vended a un precio mayor que aquel en el que lo adquiriste. Esto implicaría que obtuviste utilidades o ganancias después de esa compra.

Ahora, apliquemos esto a un negocio como podría ser un restaurante. Se obtienen utilidades cuando, después de descontar el costo de realizar la comida, se obtiene una ganancia con cada plato.

Rentabilidad

La rentabilidad es un concepto más amplio, pues se enfoca en determinar si un negocio vale la pena al largo plazo considerando las utilidades y el costo total de la inversión del negocio.

Para medirse, se tiene que sacar el porcentaje de retorno en comparación con la inversión realizada (ROI).

Por ejemplo, volvamos al ejemplo del restaurante. Aquí ya no estaremos tomando en cuenta que ganemos dinero con la venta de un plato, sino con toda la inversión que estamos realizando desde el local, empleados, costo de la comida, mantenimiento de instalaciones, etc.

Al tomar en cuenta todos estos aspectos, sabremos si nuestro negocio es verdaderamente rentable al sacar el porcentaje de retorno o ganancias. Esto determina qué tan bueno será el negocio al largo plazo.

utilidad_rentabilidad

La utilidad vs rentabilidad

Digamos que hemos montado una pequeña empresa en la que invertimos $5000. Y después de descontar nuestros gastos, nos dejó $2.500 como ganancia. Estas serían nuestras utilidades.

Ahora, para calcular la rentabilidad de este negocio, tenemos que comparar esa ganancia con la inversión total. Para esta pequeña empresa invertimos $5.000. Por lo tanto, podemos decir que nuestra rentabilidad fue del 50%.

La rentabilidad y la utilidad son, entonces, conceptos que se llevan de la mano para determinar las condiciones de nuestro negocio y qué tan beneficioso será para el futuro.

Aquí tenemos que aclarar que una mayor utilidad no siempre implica que el negocio sea mejor. Imaginemos un negocio que nos deje $2.500 dólares, pero en el cual solo invertimos $500. La utilidad vendría siendo la misma que en el ejemplo anterior, pero la rentabilidad (qué tanto rinde esa inversión) es distinta y mucho más beneficiosa para nosotros en este caso.

Entonces las utilidades no son lo más importante cuando estamos determinando qué tan beneficioso resulta nuestro negocio. Solamente son una medida para luego determinar la rentabilidad, que es la variable más importante al determinar el futuro de nuestras empresas y emprendimientos.

Ingresos

Los ingresos son el origen de la rentabilidad y la utilidad. Se trata, sencillamente, de todo el dinero que ingresa a la empresa, sin implicar que haya utilidad o rentabilidad.

Por esto aumentar los ingresos no es la única forma de aumentar la rentabilidad y la utilidad. También podemos optimizar el uso de nuestros recursos para que, aun consiguiendo los mismos ingresos, nuestra empresa sea más rentable.

Master en finanzas

Valora este artículo del blog:
¿Qué es el ASMR?
¿Qué es el customer experience?
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 07 Diciembre 2022