Personalidad de marca y arquetipos

Personalidad de marca y arquetipos

Construir una marca implica crear una identidad para nuestra empresa, algo que nuestro público podrá identificar y reconocer en cualquier sitio, ya sea por la estética de la marca que la hace reconocible en cualquier sitio, o por los valores que representa. Construir la identidad de una marca ciertamente no es una tarea sencilla, pero tenemos muchas herramientas que nos ayudarán con esta tarea esencial para que nuestra empresa sea reconocida por nuestro público objetivo.

Entre esas herramientas, tenemos los arquetipos. Los arquetipos son una teoría del psicoanalista Carl Jung. Un arquetipo es, esencialmente, una idea reconocible de forma universal que ha aparecido constantemente en distintas formas narrativas como la literatura, en películas e incluso en comerciales y la publicidad.

Cuando nuestra marca se centra en un arquetipo, le estamos dando al público algo que ya conocen, pues lo han visto constantemente en muchas obras de arte o entretenimiento. De cierta manera, le estamos asignando una identidad más humana a la marca, que ayuda a que nuestro público objetivo se identifique con nosotros.

Carl Jung determinó que en las historias creadas por humanos podemos encontrar 12 arquetipos bien definidos.

Aquí te los explicaremos brevemente para que puedas aplicarlos:

El inocente

El inocente es un arquetipo que nos inspira confianza a través de su naturaleza pura y sencilla, la cual se refleja a través de su visión del mundo.

En el marketing, el inocente no utiliza enfoques o trucos de marketing agresivos. Valora la simplicidad y está lo más abiertos posible a la audiencia. Las marcas inocentes permiten que la audiencia sienta armonía y se sumerja en sensaciones que incluso podrían recordarles su infancia.

Un ejemplo de esto es la marca Dove, que se dedica a la higiene personal. Una marca que se enfoca en promover una idea de belleza natural y sencilla, definida por el bienestar y no por el físico.

El sabio

El arquetipo del sabio se enfoca en una guía intelectual, quien nos lleva a entender mejor el mundo que nos rodea y pensar más, también tener más curiosidad.

En el marketing el sabio se esfuerza por la independencia y la verdad para destacarse del fondo del mercado masivo. Estas marcas educan a la audiencia y la apoyan en su viaje de aprendizaje. La marca ayuda a comprender mejor el mundo, a ser más sabio. Cree en la lógica y aborda los problemas de forma racional.

Tedex es una compañía dedicada a la educación, que realiza constantemente conferencias en todo el mundo sobre una multitud de temas. Es un gran ejemplo del sabio usado como arquetipo para la marca.

El héroe

El héroe busca salvar el mundo, derrotar al mal y encontrar una salida a cualquier situación desesperada. Está dispuesto a sacrificar viejas soluciones que ya no funcionan para convertirse en la mejor versión de sí mismo. Las marcas heroicas inspiran al público a luchar, cambiar y mejorar. 

Este es un arquetipo especialmente común en marcas deportivo como Nike, que buscan mostrar cómo sus atletas vencen las adversidades, se sobreponen ante todo los obstáculos, e inspiran a los demás a seguir su ejemplo.

El explorador

El explorador se esfuerza por descubrir nuevas experiencias. Le gusta la incertidumbre y el riesgo, y sobre todo odia la rutina y el aburrimiento. Los exploradores como marcas se convierten en guías del mundo desconocido de aventuras y eventos brillantes para su audiencia.

Marcas de autos como Land Rover o eventos deportivos como los X Games han usado este arquetipo para representarse como espacios para los aventureros que no le tienen miedo a nada, y están siempre listos para un viaje que les cambie la vida.

El Mago

El mago está interesado en cómo funciona el mundo y cómo se puede mejorar. El arquetipo se convierte en un catalizador para un cambio intenso y rápido. Los "magos" hacen realidad los sueños, creen que los límites solo están en la cabeza de las personas. Las marcas mágicas tienen como objetivo transformar la realidad.

En las marcas, esto se presenta a través de promover la innovación constante. Incluso promoviéndola en su propio público. Red Bull ha utilizado esta idea para muchas campañas publicitarias: organizando concursos, el más destacable fue uno donde les pidieron a los participantes crear un dispositivo casero que los haga capaces de volar por un corto periodo antes de caer en un río.

arquetipos de marca

El rebelde

El rebelde rompe las reglas y va contra el sistema. Valora la libertad y la ausencia de fronteras. Estas marcas siempre son un poco agresivas y asertivas, porque se necesita energía para romper las reglas. El rebelde muestra a la audiencia que entienden y comparten su lado más conflictivo.

Muchas VPN adoptan este arquetipo para sus clientes. Abiertamente se promocionan como herramientas para combatir las vulneraciones de privacidad que pueden venir de las grandes empresas en la forma de rastreadores o de individuos como hackers.

La persona corriente

La persona corriente trata de no sobresalir de la sociedad. Este arquetipo es el promedio. No tolera el lujo y busca encajar en la empresa tanto como sea posible. Las marcas se muestran amigables pues intentan complacer a la audiencia, enfatizan los valores comunes y profundos, y crean una atmósfera acogedora.

La marca más destacable que usa este arquetipo es la empresa sueca IKEA. Teniendo que promover una imagen doméstica y familiar, este arquetipo se adapta perfectamente para a la esencia que quieren buscar: que sus productos, en este caso muebles que puedes ensamblar tú mismo, se vuelvan parte de tu familia.

El bufón

El bufón se esfuerza por pasar un buen rato en un círculo de amigos. Una marca con el arquetipo del bufón es el alma de una empresa que es capaz de unir y acercar a las personas. El Bufón no tiene miedo de romper las reglas, pero no lo hace por el deseo de romper los límites, sino porque es divertido. Es impulsivo y desenfrenado, piensa fuera de la caja y ama la creatividad.

Para adaptarte a este arquetipo Inventa usos inusuales para las cosas ordinarias. Evite los anuncios genéricos. Sea creativo, haga bromas, mantenga una actitud positiva. Se debe romper la seriedad con este arquetipo.

El amante

El nombre lo dice todo con este arquetipo. Se trata de marcas que desean hacer de la seducción y la intimidad su esencia, y se esfuerzan constantemente para lograrlo.

El contenido de marcas como Dior o Victoria’s Secret nos dan una idea de cómo se presenta el arquetipo del amante en el mundo del marketing.

El gobernante

El gobernante busca el poder para poder controlar y ordenar. La estrategia de los gobernantes de marca es mantener un sentido de respeto por el público objetivo, para ayudarlo a tener más autoridad. Transmiten una sensación de superioridad y exclusividad.

Las marcas de lujo usan mucho este arquetipo. Un buen ejemplo siendo Rolex o Mercedes Benz, que buscan destacar la exclusividad y el lujo de sus productos.

El cuidador

El cuidador busca rodear a las personas de calidez y atención, para apoyar en cualquier situación. Actúa como un padre que ama a sus hijos sin importar lo que hagan. Las marcas solidarias crean un espacio seguro y permiten que los usuarios se sientan seguros. Así que ayudan a superar las dificultades de la vida real.

Para adaptarse a este arquetipo Concéntrese en el servicio, que vendrá al rescate en cualquier momento. Cree una sensación de enfoque personalizado para cada usuario. Comuníquese con calidez y simpatía, responda incluso las preguntas más insignificantes. Las relaciones con el usuario deben parecerse a las de una familia.

El creador

El creador se esfuerza por inventar constantemente cosas nuevas y transformar lo viejo. Las marcas creativas valoran la autoexpresión, el talento e invitan a todos a dar vida a su visión. El creador siempre tiene su propio punto de vista y no tiene miedo de ir en contra de las opiniones de los demás. El creador en marcas se caracteriza por un enfoque en los resultados, y no en la creación caótica de productos innovadores.

Para aplicarlo cree algo nuevo y no tenga miedo de las soluciones no estándar. Permitir que los usuarios participen en la creación del producto, incluso si se trata de una simple personalización. En las comunicaciones, sea abierto y entusiasta, hable sobre nuevas ideas, pida la opinión de la audiencia sobre las funciones planificadas.

Después de explicar estos 12 arquetipos, te toca a ti decidir cuál se adapta mejor a tu empresa o emprendimiento. No tengas miedo de explorar todas las opciones, porque lo bueno de los arquetipos es que se trata de una herramienta para explorar la identidad de nuestra marca no solo como identidad corporativa, sino también como el rol que cumplirá en la vida de nuestros clientes.

 

Si te gustó este artículo te invitamos a leer nuestra publicación sobre la psicología del color en el marketing

Maestría en marketing digital

Valora este artículo del blog:
Qué es el Producto Mínimo Viable - MVP
Diferencias entre marketing y ventas
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 07 Diciembre 2022