MEDIO AMBIENTE HOSPITALARIO

MEDIO AMBIENTE HOSPITALARIO

Un medio ambiente hospitalario describe la presencia de un entorno que no expone al paciente y al personal sanitario al riesgo de adquirir una nueva enfermedad.

Al ingresar en un hospital o cl铆nica, estos institutos deben garantizar a los pacientes como obligaci贸n de resultados, que no deben estar expuestos a enfermedades contagiosas, traumas psicol贸gicos, efectos secundarios adversos de medicamentos o tratamientos f铆sicos o accidentes intrahospitalarios. Del mismo modo, la enfermera, el m茅dico o, de hecho, cualquier empleado del hospital debe estar en un entorno organizado para evitar los efectos adversos de los factores laborales. Un entorno hospitalario seguro es, por tanto, un concepto colectivo que incluye la seguridad frente a las infecciones, as铆 como las condiciones seguras de transporte de los pacientes, el r茅gimen terap茅utico y de seguridad, el alojamiento adecuado, los reg铆menes especiales de desplazamiento de los pacientes y la protecci贸n psicol贸gica de pacientes y trabajadores hospitalarios.

Una de las principales tareas de los organizadores es garantizar la seguridad infecciosa, en particular para evitar la propagaci贸n de infecciones nosocomiales. Su prevenci贸n es de suma importancia para la formaci贸n de un entorno hospitalario seguro.

La infecci贸n adquirida en un hospital incluye cualquier enfermedad cl铆nicamente identificable que se produce despu茅s de que un paciente ingrese o busque atenci贸n o entre el personal empleado o m茅dico de la instituci贸n, independientemente de si los s铆ntomas se producen durante la estancia en el hospital o despu茅s del alta.

Las enfermedades de transmisi贸n hospitalaria tienen otras denominaciones: adquirida en el hospital, antes de la intervenci贸n y despu茅s de la intervenci贸n. La mayor铆a est谩n asociadas a intervenciones quir煤rgicas y estar relacionadas con infecciones s茅pticas, hepatitis virales, siendo la salmonelosis el m谩s com煤n de los casos.

Entre los factores que influyen en la aparici贸n de estas enfermedades est谩n:

  • Reducci贸n de la resistencia del organismo;
  • La propagaci贸n de cepas de microorganismos resistentes a los antibi贸ticos;
  • Aumento de la proporci贸n de pacientes con piel debilitada,
  • Incumplimiento de las normas de bioseguridad hospitalarias; aumento de las manipulaciones invasivas (que da帽an la integridad de tejidos corporales);
  • Sobrecarga de las instituciones de tratamiento y atenci贸n preventiva;
  • Obsolescencia de los equipos, etc.

Grupos de riesgo:

  • Los pacientes, visitantes y familiares que atienden a pacientes en unidades quir煤rgicas, urol贸gicas, de cuidados intensivos, etc., especialmente ancianos y ni帽os, corren un alto riesgo de infecci贸n;
  • el personal m茅dico, especialmente aquellos que utilizan instrumentos reutilizables contaminados con fluidos corporales y que requieren etapas de limpieza, incluida la esterilizaci贸n previamente de las salas de atenci贸n.

Las fuentes m谩s comunes de la infecci贸n hospitalaria son:

  • Manos del personal;
  • Intestinos, sistema urogenital, nasofaringe, piel, cabello, cavidad oral tanto del paciente como del personal;
  • Entorno: personal, polvo, agua, alimentos;
  • Instrumentaci贸n y equipos;
  • Medicamentos, etc.

Medidas de control y seguridad para prevenir las infecciones hospitalarias:

  • El hospital debe tener un conjunto de ropa de trabajo extra铆ble: batas, zapatillas, una muda de zapatos en n煤mero suficiente para garantizar un cambio diario de ropa sanitaria. Su almacenamiento debe realizarse en lockers individuales.
  • Los kits de ropa sanitaria deber谩n estar disponible para su sustituci贸n urgente en caso de contaminaci贸n.
  • Las enfermeras deber谩n estar impecablemente limpias. El pelo completamente cubierto por un gorro. Los zapatos de repuesto deben ser de material grueso y de f谩cil desinfecci贸n.

Normas de uso de la ropa de protecci贸n

  • Batas, delantales - se utilizan para el cuidado, la prevenci贸n de la transmisi贸n de la infecci贸n y deben ser cambiados despu茅s de cada procedimiento como el cambio de la ropa de cama o interior del paciente.
  • Los guantes -limpios y est茅riles- deben usarse cuando sea necesario manipular materiales y objetos contaminados con sangre u otros fluidos corporales.
  • Si se est谩 en contacto con cualquier fluido corporal (sangre, fluido seminal o vaginal, mucosa nasal separada, etc. saliva, fluido lagrimal, as铆 como orina, heces, l铆quido cefalorraqu铆deo, exudado, etc.) sustituir inmediatamente si la integridad de la piel se ha visto comprometida, tanto para el paciente como para el profesional sanitario.
  • Las mascarillas m谩s comunes proporcionan una protecci贸n m铆nima contra los microorganismos transportados por el aire (aproximadamente un 20%). Se deben utilizan mascarillas de un material que garantice una buena filtraci贸n microbiana (tela no tejida), pero su efecto protector se perder谩 si la mascarilla no est谩 bien ajustada a la cara.
  • Una mascarilla no debe llevarse de forma continua durante m谩s de dos horas. Si la mascarilla se moja por el aire exhalado, debe cambiarse.
  • Los zapatos y las zapatillas m茅dicas no protegen contra las infecciones.
  • Los protectores oculares y las gafas ajustadas protegen los ojos, la boca y la nariz, y evitan que la sangre y otros fluidos corporales entren en ellos.

Los responsables deben procurar mantener un ambiente hospitalario de protecci贸n y velar porque se practiquen las normas sanitarias de bioseguridad para cumplir cabalmente los objetivos de una gesti贸n hospitalaria adecuada y c贸nsona.

Si quieres conocer y prepararte para estos retos vis铆tanos para conocer nuestro Diplomado en excelencia de la calidad y modelos de mejora continua (ceupe.do)  https://ceupe.do/cursos/curso-especialista-excelencia-calidad-mejora-continua.html

 

Valora este art铆culo del blog:
FRAUDE DIGITAL Y AMENAZAS CIBERN脡TICAS
27 DE FEBRERO D脥A DE LA INDEPENDENCIA
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 01 Julio 2022